VIF 2016: hablemos de inversiones…y de corrupción

Share Button
3de3gde

Artículo escrito por Alejandro Legorreta
Publicado en Reforma Negocios el 15 de marzo de 2016

Si aspiramos un día a erradicar la corrupción en este país, tenemos que comenzar por reconocernos enfermos.
Diego Luna, VIF 2016

 

 

Una vez más y como todos los años desde el 2008, se realizó con éxito el pasado miércoles 2 de marzo el Foro VIF. Para los que no conocen esta iniciativa, se trata de un foro organizado por el Instituto VIF donde se buscan promover las inversiones en México y la conciencia social en nuestro país.

El Foro VIF reúne cada año a inversionistas, empresarios, intelectuales y demás personalidades a discutir asuntos relativos al mundo de las inversiones y el entorno político-económico nacional. Tenemos una larga trayectoria de importantes invitados que han asistido como ponentes: Hank Paulson, ex Secretario del Tesoro de EE.UU., John Mack, ex Presidente de Morgan Stanley; Mario Molina, Premio Nobel de Química; Alfredo Harp, Presidente de la Fundación que lleva su nombre; Daniel Servitje, Presidente de BIMBO; José Antonio Fernández, Presidente de FEMSA; Alberto Torrado, Presidente de Alsea; y Antonio del Valle, Presidente de Mexichem, entre muchos otros.

La verdad, cualquier lista de conferencistas que no involucre a todos los ponentes que han estado parece una injusticia. Estos ocho años del VIF se han caracterizado por grandes ponentes de distintos sectores y partes del mundo, que han logrado aportar una perspectiva interesante y reveladora sobre algún sector de la economía o problemática que se vive en cierta comunidad.

Este año contamos con un grupo muy nutrido de invitados distinguidos. Por ejemplo, Carlos Rojas, de Grupo Rotoplas, quien nos habló de las cuatro “P”s que le enseñó su padre para que cualquier empresa triunfe: Pasión, Prestigio, Placer y Profit. Hans Humes, de Greylock Capital, quien expuso sobre el movimiento telúrico que vive México hacia una infraestructura institucional más fuerte y de cómo debemos enfrentar las crisis. Xavier López Ancona, de KidZania, quien habló de su empresa como de las pocas mexicanas que le han dado la vuelta al mundo –desde Reino Unido hasta Kuwait y Japón—. Alejandro Ramírez, Presidente del Consejo Mexicano de Negocios, quien dio una rápida radiografía del estado actual de la economía mexicana y de los factores que reducen su competitividad, siendo la corrupción uno importantísimo. Javier Arrigunaga, Presidente de Aeroméxico, quien nos compartió una interesante visión sobre la transformación de la industria aérea del nuestro país.

También contamos con un extraordinario análisis de Carlos Puig, Jesús Silva-Hérzog Márquez y León Krauze, en nuestro siempre polémico e interesante panel VIF Coyuntura, y como cada año, se presentaron dos emprendedores y dos ideas concretas para invertir en bolsa. Finalmente contamos con el extraordinario Diego Luna, quien nos habló de sus retos como actor y director, del cine mexicano y de sus experiencias con la corrupción y la impunidad en México, como persona y como celebridad. Diego, un personaje que sin duda cumple con las características de VIF Embajador; un mexicano que derrocha talento y quien con su trabajo pone en alto el nombre de México.

A pesar de ser un espacio con pluralidad de voces, si tuviera que elegir una temática particular que recorrió de manera transversal muchas de las pláticas que se dieron en el foro, ésa sería la corrupción. Y es que la corrupción es el principal obstáculo que frena el enorme potencial de nuestro país. Tan es así que la iniciativa de #Ley3de3 estuvo presente en el evento con las participaciones de Max Kaiser y Alexandra Zapata del IMCO, tanto para dar a conocer la iniciativa como para recolectar firmas. Porque como lo señalé en el mismo VIF, por cada político corrupto, hay uno o varios pseudo empresarios corruptos (bisneros, para ser preciso). Combatir la corrupción es tarea de todos.

Además, al inicio del evento realicé dos llamados a acción concretos. El primero, que los empresarios del país invirtamos, pero en serio, para combatir la corrupción en México, y que en 2018 el porcentaje del PIB que invirtamos en organizaciones de la sociedad civil corresponda al 1%, sobre todo en proyectos que busquen abatir la corrupción. El segundo, convoqué a empresarios y jóvenes desarrolladores, expertos en usos de tecnologías de la información, a participar en el Premio Innovación Anticorrupción 2016. Se trata de un concurso para encontrar la mejor solución tecnológica para prevenir y detectar actos de corrupción en la provisión de servicios públicos en las delegaciones de la Ciudad de México.

Se premiarán dos categorías. La primera, “Diseño de prototipo funcional”, cuyo ganador recibirá un monto de 450 mil pesos en efectivo; y la segunda de “Idea conceptual”, cuyo ganador recibirá un monto de 50 mil pesos en efectivo. Para mayor información, se puede visitar la liga http://www.innovacionanticorrupcion.mx/

El objetivo del premio es aprovechar el enorme potencial de los desarrolladores mexicanos para realizar una propuesta que se transforme en herramienta para el combate a la corrupción en México.

Así transcurrió el VIF 2016, con una amplia convocatoria de más de 600 invitados y en donde ya son miles de empresarios que integran la comunidad VIF en todo el país. Empresarios que coincidimos en los más importante, una visión de país en donde el respeto a la ley, el valor del merito, la igualdad de oportunidades, las inversiones y la justicia social son los parámetros que influyen en todas nuestras acciones.

Para más información sobre el VIF, no dejen de visitar http://www.vif.com.mx.

Share Button