La importancia de medir

Share Button

medirgde

Artículo escrito por Alejandro Legorreta

 

“Mide lo que es medible y haz medible lo que no lo sea”
Galileo Galilei

 

En conversaciones de diferentes ámbitos, es común escuchar comentarios sobre el mercado bursátil que van desde “invertir en la Bolsa es apostar en la ruleta rusa” hasta “en el largo plazo es un vehículo riesgoso y poco rentable”. Es evidente que estas afirmaciones son muestra de nuestra falta de educación financiera y como toda inversión, el éxito de esta depende, entre otras, del conocimiento que se tenga, las ventajas competitivas y la disciplina.

El mercado bursátil es un dinámico motor que podría potencializar el ahorro y las inversiones en México, el vínculo entre el desarrollo financiero y bursátil de un país con el desarrollo humano y la reducción de pobreza es muy estrecho, así de importante es este mercado.

En el Instituto VIF nos dimos cuenta que en México no contábamos con un instrumento riguroso que permitiera medir el desarrollo del sistema financiero nacional, en específico el mercado bursátil, por esa razón desarrollamos el Índice VIF de Mercados Bursátiles, un instrumento integral que se basa en un marco conceptual desarrollado por el Banco Mundial y que permite medir el nivel de desarrollo de los mercados bursátiles de 40 países.

La edición 2015 del Índice VIF de Mercados Bursátiles (www.vif.com.mx/indice) deja en evidencia que, aunque México se sitúa en la parte baja de la tabla en el lugar 27 del Índice, nuestro país es el segundo mejor posicionado de Latinoamérica –después de Chile– y que nuestra posición ha mejorado modestamente en los últimos años.

El Índice arroja una calificación positiva para México en los pilares de: estabilidad económica, estabilidad de los mercados bursátiles y regulación económica.

Sin embargo, el mercado bursátil mexicano muestra un desarrollo inferior al de otras economías emergentes, especialmente en los rubros de acceso y profundidad del mercado bursátil. En particular, el acceso a la Bolsa de Valores es aún muy limitado, esto se debe al bajo número de empresas que cotizan en ella, a la alta concentración de capitalización en las empresas más grandes de la bolsa, y a un muy reducido número de ofertas públicas.

De los países analizados en Latinoamérica,  somos el país con menor número de empresas listadas en bolsa por millón de habitantes. En este indicador en específico estamos por debajo de Venezuela, país que se ubica consistentemente como el último lugar del Índice en cada pilar.

Existen algunas variables relevantes que fueron excluidas debido a que por sus características, podrían comprometer el rigor metodológico del Índice, como por ejemplo, la penetración de cuentas individuales para operar en bolsa, en México solo hay poco más de 200 mil cuentas individuales en bolsa.

A pesar de las crisis, la Bolsa Mexicana de Valores ha demostrado ser una extraordinaria herramienta de inversión, les comparto un ejemplo.

Imaginemos que Sergio, una persona de clase media, en 1993 a la edad de 40 años, pensando en su retiro y que era un buen momento para la economía en México, hubiera decidido invertir una parte importante de sus ahorros. Sergio invirtió $250,000 pesos en un fondo indizado de la Bolsa Mexicana de Valores, sin saber que un año después su inversión se vería afectada por una las primeras crisis globales, y esta no sería la única crisis por la que Sergio tendría que lidiar como inversionista, sin embargo, mantuvo su inversión a largo plazo y hoy, cerca de su edad de retiro y a la edad de 62 años esa inversión se habría multiplicado 24 veces, es decir, poco más de 6 millones de pesos.

La nueva administración de la Bolsa Mexicana de Valores encabezada por Jaime Ruiz Sacristán y José Oriol tiene un gran reto y es tarea de todos sumarnos para avanzar más rápido, sin duda democratizar y fortalecer la bolsa será una poderosa palanca para el desarrollo, México necesita más “Sergios” así como empresas que se beneficien del mercado, a todos nos conviene.

 

Share Button