#HoyNoCircula

Share Button
nocirculagde
¿Servirá la nueva medida del GDF respecto al #HoyNoCircula para reducir las emisiones de gases contaminantes a nuestro aire?
Diversos estudios han apuntado al efecto limitado del programa (http://tinyurl.com/zqwdv9s), debido a la carencia de una política ambiental que ataque el problema de forma integral. En pocas palabras, el programa ha incentivado la compra de un segundo coche que sí circule los días que el primero no puede hacerlo, al mismo tiempo que fomenta la renovación de la flota vehicular. De acuerdo a la Dirección de Gestión de la Calidad del Aire del DF, en 1989, cuando inició el Hoy no circula, cada día salía de circulación 20 por ciento de los vehículos. En la actualidad sólo dejan de circular el 8 por ciento.
Sin duda, hay que fomentar el uso de transportes menos contaminantes y distintos al coche para reducir la contaminación ambiental. Pero si la alternativa a dejar el coche en casa continúa siendo utilizar un transporte público que a veces es lento, contaminante e ineficiente, ¿a qué es lo que recurrirán más las familias mexicanas, a dejar de usar el coche o -las que puedan- comprar más para circular todos los días?
Por eso hacen falta #PolíticasAmbientales que ataquen el problema de forma integral e inviten a que más personas dejen de recurrir al coche como único medio de transporte. Políticas que hagan  que los ciudadanos dejen de ver al transporte público y los vehículos no motorizados como alternativas indeseables de movilidad.
Pero ojo, la responsabilidad no solo recae en el gobierno y sus políticas públicas. Tal como dice Antonio del Valle (http://tinyurl.com/jh2qsgh) vivimos en una sociedad que adora al automóvil y cree que la solución a los problemas de movilidad en la ciudad está en la ampliación de carriles de automóvil, pasos a desnivel y puentes peatonales. Sin embargo, cuando las políticas públicas están encaminadas a resolver los problemas de tráfico en el corto plazo, lo que se está incentivando al fin y al cabo es que se sigan comprando automóviles y los problemas de tráfico empeoren. Es equivalente a creer que para adelgazar hay que comprarse pantalones de tallas más grandes, mismos que eventualmente vamos a llenar. Es importante que en los esfuerzos para mejorar la movilidad urbana de nuestra ciudad no solo el gobierno sino la ciudadanía también esté dispuesta a cambiar sus hábitos, para así tener una ciudad más limpia, sustentable, y sobretodo habitable.
¿Tú qué opinas?
Share Button